Con el Programa de Atención Físico-Terapéutica queremos mejorar la calidad física de las personas con problemas derivados de los tratamientos oncológicos, favoreciendo su agilidad y capacidad de movimiento y previniendo la aparición del linfedema en el caso de las pacientes de cáncer de mama.

Para ello, a través de la intervención fisioterapéutica, la asociación facilita la realización de sesiones de fisioterapia con personal especializado en problemas físicos derivados de la quimioterapia, la radioterapia, las cirugías y otros tratamientos.

Dentro de este programa, ofrecemos también la participación en talleres específicos para favorecer la actividad física y el rendimiento de los pacientes a la vez que estimulan las relaciones sociales entre personas afectadas y no afectadas.

Los talleres con los que contamos en la actualidad son:

  • Yoga terapéutico y Pilates: mejoran el bienestar y el equilibrio entre cuerpo y mente al mismo tiempo que trabajan la relajación y la meditación.
  • Aquagym: actividades en el agua, muy recomendadas para la recuperación física de las personas afectadas de cáncer debido a la amortiguación de movimientos en el agua, lo cual evita la aparición de lesiones y la recuperación de muchas patologías.